ZETA SUFRE REICAÍDA Y SALE DE MAGO DE OZ POR MOTIVOS DE SALUD

0
83

Una auténtica pena, después de meses luchando Zeta ha decidido no continuar en Mago y deja la puerta abierta a un posible regreso en un futuro. Un honor el haber podido disfrutar de un tipo afable, tranquilo y con una voz preciosa.

Para los conciertos del Diabulus en México le sustituirán Tete Novoa, Rafa Blas, Charly López y Carlos Escobedo.

Zeta publicó lo siguiente a través de un comunicado en redes sociales:

«Hola, amigos.

Me dirijo a vosotros por un motivo difícil de exponer dado que, tras este tiempo en el que he estado recuperándome de mi operación de espalda, he sufrido una nueva traba en mi salud (la ansiedad no tiene edad) que, aunque no es grave y en poco tiempo estaré recuperado al 100%, ha hecho que, en el fondo, me haya dado cuenta de que no debo afrontar una nueva gira con Mago de Oz y tampoco quiero, honestamente, perjudicar a mis compañeros por alargar más mi decisión. No podría haber tenido mejor suerte que entrar en 2012 como vocalista del grupo más grande y famoso del país, lo que me ha permitido vivir experiencias que nunca soñé tener. ¿Quién no ha soñado con cantar para decenas de miles de personas?, ¿con recorrer medio mundo viajando durante meses? Son experiencias imposibles de olvidar, pero, como os digo, creo que ha llegado el momento de cambiar de miras y abrir nuevos caminos en mi vida como músico y cantante: quizás explorar otros estilos, quizás hacer mi propia música…

Supongo que las despedidas no son agradables para nadie, pero mis compañeros de MÄGO y yo intentaremos que no os quedéis con un mal sabor de boca y no desechamos la posibilidad de volver a estar juntos sobre un escenario en un futuro, aunque sea para recordarme que el camino de baldosas amarillas va a seguir estando ahí, y que siempre será un lugar mágico para mí. Les deseo tanto o más éxito como el cosechado hasta hoy y espero que vosotros, los que nos habéis escuchado durante esta última década, sigáis apoyando con vuestra imponente presencia y los gritos más altos que podáis dar a vuestro/mi querido grupazo Mägo de Oz.

Un abrazo de corazón, amigos.»