RECTORA DE LA UAN A FAVOR DE AUDITORÍA DE LA ASEN Y BIEN RECIBIDOS SEÑALAMIENTOS DEL GOBERNADOR NAVARRO QUINTERO

0
13

“Yo recibo de una manera muy favorable siempre las opiniones sobre todo viniendo del Ejecutivo o de cualquier poder o de cualquier persona que puedan aportar a la mejora de la institución, pues evidentemente son bien recibidas”, dijo la rectora de la Universidad Autónoma de Nayarit, Norma Galván, en respuesta a los señalamientos que hizo el gobernador de Nayarit, Miguel Ángel Navarro Quintero, de que si no se transparentaban las finanzas de la institución, se terminaba todo el apoyo y la relación institucional con la casa de estudios.

La rectora informó que desde hace 2 meses que inició su administración, han entregado la documentación a la ASEN e instituciones públicas de transparencia así como estrategias para contener el gasto de la Universidad.

“Pues realmente hay una apertura muy grande para este tipo de dialogo que he tenido también con el doctor y para poder recibir propuestas y sobre todo el acompañamiento que necesita la institución en este ánimo de tener un mayor y un mejor control administrativo y académico”, expresó Normal Galván.

Asimismo dijo que en la UAN todo el tiempo se realizan auditorias académicas, administrativas de matrícula, por parte de la ASF, la ASEN y del Órgano Interno de Control, aunque aclaró, que el tema financiero de la Universidad no puede cambiar de un día a otro.

“Esto tiene que ser el conjunto de una serie de acciones y estrategias tanto internas como externas de contención de gasto y ahorro. Estamos revisando nómina, que la gente que realmente viene a trabajar se quede a trabajar pero quienes no estén asistiendo a trabajar pues entonces que se retiren, la Universidad no es un espacio para ello”, dijo la rectora.

Por último, la rectora habló del Programa de Inclusión Educativa que maneja la FEUAN, se pronunció por cambiar este esquema de admisión que tiene años funcionando dentro de la institución, pues dijo de acuerdo a los tiempos que vive la Universidad, es un programa que ya cumplió su tiempo de vigencia y la sociedad lo percibe como poco transparente.