Pese a manifestaciones, cerro de San Juan en Tepic no se seguirá explotando, gobierno continúa buscando bancos de materiales pétreos.

0
42

Ante la manifestación de trabajadores y transportistas de las minas del Cerro de San Juan en exigencia al gobernador del estado Navarro Quintero para la reubicación de sus trabajos o la reapertura de las minas tras el cierre de las mismas por el daño al medio ambiente, el mandatario nayarita en su conferencia de los lunes expresó que no se va a permitir que el cerro de San Juan se siga explotando, refirió que desde el año de 1986 esta zona es considerada una Reserva Ecológica.

“Lo discutimos de manera abierta entre instancias estatales, federales, y hoy en día municipales, no podemos ceder bajo ningún concepto a que el cerro de San Juan siga siendo explotado, los medios de comunicación dieron cabal información del socavón enorme, penoso, vergonzoso que existe en la parte posterior del cerro de San Juan”, dijo Navarro Quintero en el encuentro semanal con medios de comunicación.

El funcionario estatal precisó que están a la espera de los estudios de localización de bancos de materiales pétreos por parte de las instancias de protección del medio ambiente, pero dijo que la explotación tendrá que sea racional y sin romper el equilibrio ecológico.

“De ninguna manera vamos a permitir una explotación desmedida, y para eso le pido a PROFEPA, PROEPA y SEMARNAT, tengan a los inspectores de manera permanente y le solicito a la presidenta municipal de Tepic con el fin de que estos excesos ya no se vuelvan a dar en ninguna parte del estado pero particularmente del municipio de Tepic”, dijo Navarro Quintero.

Por último el gobernador dio a conocer que ha girado instrucciones el secretario general de gobierno para que ningún camión con material pétreo salga de Nayarit para ser llevado a otros estados donde no se quiere explotar este tipo de materiales, pero si afectando a Nayarit, por lo que los transportistas serán acreedores a sanciones de ley y a multas por parte de Gobierno del Estado.